Cómo pueden ayudarte los productos de parafarmacia

El término parafarmacia esta formado por un prefijo para, que significa similar a y farmacia, por tanto una definición a groso modo sería parecido a una farmacia. La diferencia fundamental radica que en una parafarmacia no se venden medicamentos o derivados, el resto de productos son los mismos que podemos encontrar en una farmacia al uso productos bucales, biberones, cremas, productos naturales etc.

En ocasiones se hace un uso indiscriminado de medicamentos que tenemos en casa sin consultar a un profesional o simplemente por la asociación de una dolencia a un medicamento. En la mayoría de los casos se podría evitar el uso de los medicamentos si tuviéramos una mayor cultura sobre los productos de base natural que sirven para calmar los mismos síntomas y son menos agresivos para nuestros organismos.

productos saludables

En tiempos lejanos cuando aún no existían laboratorios farmacéuticos nuestros antepasados usaban semillas o plantas que se encuentran en la naturaleza para evitar dolores o combatir resfriados. Seguramente no hace falta remontarnos a siglos atrás, seguro que en alguna ocasión nuestra abuela nos ha dado un remedio casero para el estreñimiento o el dolor de garganta, lo que conocemos cómo “los remedios de la abuela”.

Qué nos puede aportar la parafarmacia

Existen numerosos productos a nuestro servicio de base natural, que pueden ayudarnos a sentirnos mejor, sólo tenemos que saber cuáles son y dónde podemos adquirir estos productos de parafarmacia. Hemos realizado un pequeño listado de productos asociados a un uso, para que sirva de guía a la hora de adquirirlos:

  • Aceite de rosa mosqueta: Un aceite natural muy eficaz para el cuidado de la piel y el tratamiento de cicatrices
  • Equinacea: Ayuda a prevenir los resfriados
  • Valeriana: La valeriana es una gran aliada contra el estrés y también ayuda a conciliar el sueño, para las personas con problemas de insomnio. Puede tomarse en pastillas o infusión.
  • Fosfolípidos y antioxidantes: Ayudan a prevenir la tensión arterial y el colesterol
  • Propóleos: Los productos derivados del propóleo ayudan a aliviar las irritaciones de garganta y son de gran ayuda para la salud intestinal, incluyendo en este punto el estreñimiento (el mal de muchas mujeres).
  • Aloe Vera: Esta planta y los productos derivados son de gran utilidad para el uso tópico, dermatitis atópica, hidratación de la piel etc.
  • L-carnitina: Ayuda a utilizar las grasas como energía favoreciendo la pérdida de peso y mejorando nuestra energía.

Esperamos que esta pequeña guía te ayude a seguir investigando en la gran variedad de productos que pone a tu servicio la parafarmacia cómo ayuda a la prevención de enfermedades o cuidado de las mismas. No obstante y cómo aclaración, la parafarmacia no sustituye a la opinión de un médico o profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *